Nueve y 1/2






¿Por qué me gusta Nine? Porque me gusta la música -aunque no mucho los músicales- y me gusta cuando es potente, cuando su poder se hace sentir contundentemente, como cuando Fergie, convertida en todo un objeto del deseo infantil, está cantando Be Italian. Además, debo confesarlo con profundo patriotismo, yo también he querido más de una vez ser italiano. Ahora bien, esa es sólo una parte de todo lo que es la película en mención.

Entonces, ¿no sólo por eso? Bueno, quizá también me gusta porque me recuerda el genio de Fellini y es siempre bello y oportuno recordar la genialidad. Sin embargo, ahí es cuando me doy cuenta que en realidad no hay mucho en la película misma que me haga recordarlo. Me hizo bien como pretexto, pero, más allá de eso, ¿qué hay en Nine? ¿Por qué no me gusta tanto?

8 y 1/2 me desconcierta. Nine, no. ¿Qué significa esto? Que donde la historia y especialmente los "números musicales" de Fellini están envueltos por el más radical sentimiento de lo absurdo y su angustia inherente (una angustia absolutamente vitalista, por cierto, como sólo un italiano -y no un danés- podía concebirla*), Hollywood sólo ve una crisis creativa y Broadway hace lo suyo: la trivializa rítmicamente. 8 y 1/2, además, era poderosamente innovadora. Lo curioso -es decir, lo irónico- es que Nine sea muy poco más que la expresión de su propia falta de creatividad. No todo homenaje, pues, homenajea. ¿Falla la gratitud a veces? Sí. ¿Por una falta de profundidad reflexiva? No; sólo los filósofos sin importancia quieren ser tan profundos. Es tan sólo que a veces no se da la empatía necesaria, aquella que también actúa cuando dos extraños cruzan las miradas y empiezan simultáneamente a sentir la necesidad de amarse. Cuando no se da, no hay nada que hacer; por más voluntad y empeño que se tenga.

A pesar de lo anterior, esa vitalidad elemental que tenía Fellini sigue fluyendo -también en esta película-, así como la Tierra sigue girando.

¿Qué más? ¡Cómo me gusta Fergie!...
¿Ya lo había dicho?


If you want to make a woman happy,
You rely on what you were born with.
Because it is in your blood.



__________
(* A buen entendedor... poco Kierkegaard.)

Comentarios