Entradas

Mostrando entradas de julio, 2010

La estética moralizada

Imagen
Estamos en la combi. Yo la abrazo porque me gusta hacerlo y creo que es bueno. Sube un promotor de conciencias naturistas, nos exhorta a vivir suprimiendo de nuestra alimentación los químicos. ¿Acaso no es "química" una lechuga?, me pregunto en silencio. Sé a qué se refiere, pero a veces me gusta joder a quienes usan mal el lenguaje. No lo hago esta vez porque tiene cara de fanático y me aburriría horrores explicarme o discutir con alguien así. (En realidad, siempre me aburren las polémicas – demasiada vanidad y banalidad para mi gusto.) Él continúa diciendo que no debemos fumar porque...
¡Suficiente! No quiero escucharlo más. ¿Quién se cree para decirnos lo que nos hace bien o no? Vuelvo entonces a ella (aunque nunca la he dejado), atraigo su rostro al mío, la beso y me olvido del sujeto ese, del chófer apurado, del cobrador ronco y de los pasajeros. Sólo nosotros dos, al menos por un momento. Cuando dejamos de besarnos, ella sonríe, me mira con cierta curiosidad y también m…