Cómo se descarta un artículo a partir de su abstract (sin ser prejuicioso)



Uno de mis hábitos más remotos en la vida académica es el de revisar siempre las revistas que adquiere la biblioteca de mi universidad. Eso, además, porque la hemeroteca de la Pontificia Universidad Católica del Perú es bastante amplia y especializada, mejor incluso que la de San Marcos. Las revistas que más he revisado, sin duda, son las de arte, las de literatura y las de filosofía. Una de las consecuencias prácticas que se adquiere con este hábito -acaso la principal- es la experiencia para evaluar a simple vista lo que vale la pena o no ser leído. ¿Por qué habría que economizar así la lectura? Porque el buen lector no es el que lee absolutamente todo, sino el que sabe qué leer, dónde buscar lo que necesita y discernir entre lo qur tiene importancia y lo que no (para él en ese momento). Esta capacidad no es meramente racional, sino también intuitiva, y en esas decisiones influye mucho una buena o una mala sumilla (el abstract). Pongamos como ejemplo la siguiente sobre el manido y casi nunca bien tratado tema de Platón y la poesía.
Arte e educação ético-política e religiosa na República de Platão *

SÍNTESE.- Platão, na República, condena a arte. Essa condenação, inicialmente, é de natureza pedagógica e moral e não estética, no sentido moderno da teoria estética e, em segundo lugar, por motivos metafísicos. No contexto de uma reforma ético-política e de uma reforma educacional, podemos nos indagar se os argumentos de Platão atingiriam hoje a poesia de Fernando Pessoa e a pintura de Pablo Picasso. As acusações contra a arte fundam-se em dois tipos de argumentos. Nos livros II e III, Platão afirma e demonstra a incapacidade dos poetas gregos de atender as exigências das faculdades da alma. No livro X, a condenação da poesia e da pintura tem como base o fato de a arte ser puramente imitação, ilusão e, assim, opor-se à teoria das idéias.

PALAVRAS-CHAVE.- Condenação da arte. Arte e ética. Arte e politica. Educação ética e estética.
El título me interesa. Es un tema al que quiero dedicarme en algún momento, quizá muy pronto. Me fijo en el nombre del autor - no lo conozco, pero se me dice que es un profesor y doctor (asumo que en filosofía). Leo entonces la sumilla (la síntese) y empiezo a observar:

1) "Platón, en la República, condena al arte". Eso no es cierto. Sería más preciso decir que distingue entre buen y mal arte, y, en todo caso, que tiene una valoración de la naturaleza del arte que suele considerarse menospreciativa con el mismo, pero es justamente eso lo que debe ser analizado con cuidado y rigurosidad filológica, sobre todo para entender el lugar de esa crítica en la apropiación constitutiva de lo estético por parte de la filosofía.

2) "Esa condena, inicialmente, es de naturaleza pedagógica y moral". Sí, pero sólo para quien se
detiene en lo más superficial, pues, en el orden de lo fundante, es inicialmente un tema de metafísica. República es fundamentalmente un tratado de metafísica, y ése es el asunto que interesa más sobre el particular: cuál es la naturaleza ontológica del arte (según Platón y más allá de él). Lo correcto habría sido entonces poner "aparenta ser, inicialmente,...". ¿Platón quiso dar sólo una apariencia al principio (libros II y III)? Sin duda. ¿Por qué? Porque Sócrates sólo expresa aquello que el interlocutor está en capacidad de ir entendiendo progresivamente - ése es el espíritu de la dialéctica y el sentido esencial de su historicismo.

3) "En el libro X, la condena de la poesía y la pintura tiene como base el hecho de ser el arte puramente imitación, ilusión y, así, oponerse a la teoría de las ideas". Lo de ser puramente ilusión es algo que bien puede plantearse de una manera más compleja, no en términos de la oposición entre arte y teoría de las ideas, sino de la proximidad y distancia entre arte y filosofía. Además, hay que decir que el autor se esfuerza en ser aburridamente descriptivo en su sumilla, sin plantear con claridad cuál es la intención de su artículo más allá de la extrapolación de los textos platónicos al arte moderno...

4) ¿Por qué Pessoa y Picasso? Démosle el crédito de que después, al comenzar el artículo, explique por qué estos artistas y no otros; siendo sobre todo consciente de las diferencias epocales (en medio está todo el proceso moderno de autonomía de las artes). Desde una perspectiva medianamente acostumbrada al recurso filológico por parte de la filosofía, sería más valioso contrastarlo quizá con Arquíloco o Simónides, que son además poetas que el mismo Platón menciona. Pero aun así, la elección parece ontológicamente desacertada, especialmente por el lado de Picasso, que sí creía que el arte debía tener una función pedagógica y de crítica social en un sentido fuerte. El artículo parece a todas luces quedarse en la distinción entre metafísica platónica y estética moderna - una distinción bastante fácil y poco interesante en el ámbito de la filosofía misma; es decir, de la filosofía primera (la metafísica).

Esta sumilla es un claro ejemplo de por qué no vale la pena leer el artículo en cuestión. No digo nada del autor, y soy perfectamente consciente de que, eventualmente, podemos encontrar un artículo interesante y un autor poco hábil para resumir sus contenidos y postulados centrales en su sumilla. Pero normalmente eso no sucede. Pongamos otro ejemplo: Charles Kahn, en su artículo "Plato on what is good"**, se limita a colocar en su abstract que abordará lo que es el bien (en sí mismo) según Platón. Un par de frases, un par de líneas; pero, ¿es igualmente descriptivo? En realidad, no lo es. Kahn resalta con ello que no puede resumir la complejidad de su análisis en unas cuantas líneas, de manera que el único resumen que puede hacer es prácticamente el mismo que hace el título. Y, claro, se permite esto por su reputación como platonista... El que puede, puede.




____________
* En: Veritas, Vol. 50, Nº 2 (2005), p. 71.
** En: Veritas, Vol. 49, Nº 4 (2004), p. 627.

Comentarios