jueves, 14 de abril de 2011

Da Vinci y la música. Exhibición de la PUCP




En la casa museo Bernardo O’Higgins de la Pontificia Universidad Católica del Perú (Jirón de la Unión 557, Lima) se viene presentando una exposición sobre la relación de Leonardo da Vinci con la música, mostrando los instrumentos que diseñó, sus experimentos sonoros y de acústica, así como otros inventos suyos que han sido elaborados por un grupo de seis especialistas internacionales.

Da Vinci fue un intérprete de la lira pero también un estudioso de la naturaleza y la transmisión del sonido, lo que le llevó a crear instrumentos musicales, además de perfeccionar otros ya existentes, y diseñar auditorios y teatros de óptima acústica. No era un arte menor para él, pues consideraba que, después de la pintura, la música era la forma de arte más importante.

La investigación y curaduría están a cargo de Alfredo Melgar, quien ha diseñado la muestra de manera totalmente interactiva, científica pero a la vez lúdica. Los visitantes podrán apreciar la famosa “Lira de Plata” en forma de cráneo de caballo, las “Cajas Acústicas” que prueban la relación entre el grosor, la longitud y el peso de las cuerdas, instalaciones que muestran los apuntes de Leonardo sobre la transmisión del sonido (precursores del teléfono), la repercusión del sonido según la longitud de los tubos del Órgano de Fuelle, la pérdida gradual del sonido a través del gong y la propagación del sonido a través de las gotas.

La exposición permanecerá abierta al público de martes a domingo de 10:00 a.m. a 8:00 p.m., hasta el 14 de agosto de 2011. Los precios para el ingreso son los siguientes:
General: S/. 8
Niños, estudiantes y jubilados: S/. 6
Alumnos y trabajadores PUCP: entrada libre (presentando su carnet)
Todos los martes: INGRESO LIBRE
Visitas guiadas para hasta 10 personas: S/. 20

10 comentarios:

  1. interesante blog. aunque no viene al tema me gustaria consultarle su opinion sobre lo siguiente: ¿Que relación existe entre la sexualidad y la espiritualidad?¿Porque el liberalismo sexual, que es el más extremo de los placeres carnales, y todos los liberalismos asociados son contradictorios con una auténtica vida religiosa? O acaso ¿será que no son contradictorios, que son reglas que la Iglesia impone ciegamente por el simple hecho de estar sugeridas en las Escrituras? En este comentario solo pretenderé dar unas pinceladas sobre el asunto.
    Al respecto, tanto Platón como el pensamiento hindú brindan ciertas luces. Por ejemplo, según Platón, el amor, en cierto sentido, no es sino energía. Platón piensa que el hombre posee distintos tipos de energía, pero que la más valiosa de ellas es la energía suplementaria que esta asociada con la sexualidad, con el semen en caso de los varones. Esta energía suplementaria es la fuente del deseo según Platón. Piensa que una persona que ama a Dios- o en nuestro lenguaje, una persona religiosa- se caracteriza por intentar dirigir todo su deseo hacia Dios, es decir, que se cuida muy bien de no gastar esa energía suplemnetaria- fundamento de la sexualidad- en otras cosas, pues entonces lo gastado necesaria e inevitablemente se pierde y ya no se puede dirigir hacia Dios. Según Platón pues, las cosas carnales se convierten en el criterio de las cosas espirituales, de modo tal que es imposible que un ser humano que ame a Dios al mismo tiempo gaste su energía suplememtaria de manera arbitraria. Quien ama a Dios dirige su energía hacia él, en vez de arrojarla con voluptuosidad hacia afuera. Quien gasta su tesoro de energía arbitrariamente necesariamente no ama a Dios, aunque así lo crea. Quien mantiene la castidad, pues, posee un tipo de energía superior a quien no la mantiene. Si la castidad se vuelve en algo permanente, entonces la sexualidad termina muriendo -por ello eso es una característica de los santos más elevados- pero esa energía al no haberse perdido, y al no encontrarse ya al nivel sexual, se “trasnmuta”, volviéndose en energía que se dirige sólo a Dios. Siendo ese el fundamento fisiológico del amor. Es por el proceso aqui esbozado que la castidad es conveniente, y que la sexualidad- en una persona auténticamente religiosa- solo debería ser ejercida en vistas de la reproducción (así también se comprende la incompatibilidad entre la homosexualidad y la espiritualidad).

    ResponderEliminar
  2. Interesante!
    Veré de ir a ver la exposición y de trabajarla con mis alumnos del curso "Estética y comunicación". Tengo una gran curiosidad de buscar el vínculo que allí debe intuirse entre geometría, armonía, sonidos y formas visuales. Es uno de mis temas favoritos. Hoy por ejemplo, viernes de un fin de semana largo, me la he pasado leyendo a Alberti, su famoso libro acerca de la pintura. Y allí la geometría nos remite a un mundo próximo a este.
    Gracias por el aviso.

    Augusto del Valle C

    ResponderEliminar
  3. Estimado Anónimo,
    en efecto, el tema que propone excede lo concerniente a este blog. Permítame, sin embargo, hacer tres precisiones a las explicaciones que brinda:
    1) Hablar de pensamiento hindú es de una generalidad más que discutible. Hay muchas corrientes en el pensamiento milenario de la India y no todas son "espiritualistas", por llamarlas así.
    2) Para Platón la realidad no son "energías", sino ideas. Todo lo sensible es para él mímesis de lo inteligible que es lo real. En ese sentido, la piedad platónica no consiste en ningún ahorro de energías, sino en que el alma se dirija hacia su origen en la idea del Bien (que sería lo "equivalente" al Uno plotiniano y al Dios judeocristiano). El cuerpo debe estar integrado en esa búsqueda del alma por su origen, pero si bien hay una subordinación, en ningún caso hay un olvido del cuerpo o algo parecido que él sugiera. Me temo que usted está descuidando el carácter idealista (intelectual) de la metafísica platónica (precisamente por ello no es un "fisicalista"). Por otro lado, los griegos no tenían los traumas que el cristianismo introdujo sobre el tema de la sexualidad y la santificación de la castidad. Al contrario, alguien absolutamente casto para Platón, así como para Aristóteles, sería alguien que no ha sabido moderarse y sólo va de un extremo al otro sin encontrar la virtud en el justo medio.
    3) Es discutible decir qué santos son los más elevados. Yo, al menos, no tengo una medida que me permita establecer quiénes vuelan más alto. Sin olvidar que la canonización es un asunto político, los místicos, que justamente pretendían una unión plena con Dios, son el mejor contraejemplo de lo que usted sostiene, pues la unión del alma con Dios tiene un correlato corporeo sexual más que evidente en muchos de ellos. La idea de Dios como esposo no es una mera metáfora, como comprenderá. En todo caso, como Nietzsche, yo prefiero seguir a los bufones y no a los santos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. 1.la mayoria cree que la belleza es armonia de formas o "algo" que le produsca una sensacion agradable. sin enbargo, puede haber belleza en los rostros tenebrosos del expresionismo? o en cristos sufrientes? entonces que ES LA BELLEZA?

    2.UN CUERPO DESNUDO PUEDE SER CONSIDERADO UNA OBRA DE ARTE? PUEDE SER OBJETO DE REFLEXION POR PARTE DE LA FILOSOFIA DEL ARTE? HAY ALGUN PENSADOR QUE HAYA REFLEXIONADO DESDE LA FILOSOFIA LA BELLEZA DEL LOS CUERPOS?

    GRACIAS POR SU APORTE

    ResponderEliminar
  5. 1) Según Homero, bello es el catálogo de las naves de la Ilíada. Según Safo, "bello es lo que uno ama". La estética ha estado tradicionalmente marcada por el paradigma de la belleza, pensándola sobre todo en términos objetivos. Así, los pitagóricos resaltaban el tema de la armonía, de las formas perfectas, etc. Eso no era del todo incorrecto, pues, como señalaba Kant, es distinto decir "esa pintura me agrada" a "esa pintura es bella". En el primer caso se apela a un sentimiento de placer que es subjetivo, mientras que en el segundo se apela a una condición que se pone en el objeto y que se asume por ende como un juicio que puede ser válidamente compartido o refutado por otros. La estética del siglo XX, sobre todo Arthur C. Danto, puso en cuestión que el paradigma de la belleza abarcase todas las posibilidades de las experiencias artísticas e incluso que fuese un criterio a mantener. Eso es en todo caso discutible. El manierismo y el expresionismo son intentos de trascender la belleza formal para dar paso a una experiencia más conceptual.

    2) En ese mismo sentido, al perder peso la estética metafísica, cobra fuerza la pregunta por lo que es el arte. Los criterios se desdibujan y todo empieza a ser eventualmente sujeto de una valoración artística, como el célebre ejemplo que pone Danto de la escoba en la galería. El problema es encontrar un medio entre lo objetivo y lo subjetivo, de modo que no pueda decirse que todo puede ser arte pues en esa generalización se resiente la experiencia propiamente artística. Para mí, la alternativa entre las metafísicas de lo bello y las teorías modernistas es una fenomenología que atienda los distintos niveles de la constitución de las experiencias artísticas, así como su ubicación en contextos históricos y sociales.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Respecto a lo de la belleza de los cuerpos, para juzgarlos como obras de arte es necesario suponer un artista (un creador), sea un dios, los progenitores, un cirujano o uno mismo (con la gimnástica). Hay incluso piropos que reflejan eso mismo. Pero eso es poco teorizable. Además no hay que confundir experiencia artística con experiencia erótica. Lo más interesante en el terreno de la estética me parece que es la propia percepción que se pueda tener del cuerpo, por ejemplo con los tatuajes, piercings, etc. La fenomenología ha sentado algunas bases en esa línea, por ejemplo Merleau-Ponty y Michel Henry.

    ResponderEliminar
  7. estimado arturo.

    1.para ser mas exactos, el considerar bello (como condicion que esta en la obra)una imagen de un cristo sufriente, o tambien, porque no, una madonna del renacimineto de formas perfectas y armonicas responde una idea de "belleza metafisica"?...en estos casos, no importa, diriamos la forma: un cristo agonico con expresiones hiperpotentes de dolor con una virgen de sonrisa angelical con un cuerpo perfecto; ambas apelan a una belleza metafisica, una belleza que trasciende?

    2. cual es la diferencia entre filosofia del arte y estetica?

    ResponderEliminar
  8. estimado arturo.

    entonces cual seria la diferencia entre experiencia estetica y experiencia erotica? siempre recuerdo la escena de SALO de pasolini, donde los señores buscaban entre los jovenes EFEBOS el ano mas BELLO, con cualidades esteticas, y me preguntaba si se puede hablar de belleza de las zonas corporeas.

    ResponderEliminar
  9. Sobre 1: En sentido general, se hace metafísica del arte cuando a éste se le toma como un medio para un fin ulterior, ya sea una unión con dios, una redención moral o política, etc. (Pero esto es desde luego una interpretación.) La cuestión con la belleza es que tradicionalmente se ha asociado con la armonía, mientras que, por ejemplo el Cristo sufriente, se asociaría más fácilmente con el sentimiento de lo sublime.

    Sobre 2: La diferencia es en última instancia meramente nominal. Estética, sin embargo, alude a la aisthesis; es decir, a todo lo que tiene que ver con la experiencia sensible que no necesariamente es lo artístico (así, por ejemplo, lo usa también Kant en la Crítica de la razón pura). Filosofía del arte, desde Hegel (que lo prefería por su oposición a la estética kantiana), remitiría más a las manifestaciones concretas (e históricas) del arte; en lugar de analizar la experiencia "abstracta". Pero incluso en las lecciones de Hegel el uso es indistinto.

    ResponderEliminar
  10. La diferencia creo que es clara: mientras que lo erótico tiene que ver con inclinaciones sexuales, lo estético (aunque relacionado) carece de esa connotación. Ello no quiere decir que una obra erótica no pueda también ser artística, pero los criterios para uno y otro aspecto creo que son distintos. En el ejemplo de Salo que menciona, una cosa es encontrar el ano más bello y otra usarlo para el goce sexual, aún cuando puedan darse simultáneamente, como de hecho sucede normalmente cuando uno tiene relaciones sexuales.

    Desde luego que un cuerpo puede ser apreciado como bello independientemente de la atracción sexual, sea por los movimientos que éste ejecuta o por una determinada representación del mismo. Cuando uno ve una fotografía de un desnudo, por ejemplo, bello es el cuerpo en la medida en que aparece allí representado. Ahora bien, uno construye representaciones sin necesidad de la mediación de una obra. Y así como uno puede apreciar el enfoque de la fotografía (en el ejemplo dado), así también uno aprecia por ejemplo la luminosidad que recae sobre un cuerpo, o su posición, o su silueta, etc.

    ResponderEliminar

Enlaces relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...