Cuando la política (ignorante y conservadora) perturba el desempeño artístico. Carta pública del Director de la Orquesta Sinfónica Nacional


Piero Quijano, La nación a sus héroes.
Que Cecilia Bákula, además de ser una de las mujeres más antipáticas del país, era inexperta en el manejo cultural y artístico que requiere nuestra diversa y desatendida cultura nacional, era algo que se sabía y que se comprobó apenas tras su designación como directora del Instituto Nacional de Cultura, cuando generó una grave crisis en las agrupaciones artísticas nacionales y en la Orquesta Sinfónica en particular. El diálogo y el consenso poco le importaban, y ello ni siquiera podía justificarse tras un criterio medianamente razonable. Al poco tiempo se comprobó su talante conservador (que no era tampoco sorpresivo para quienes conocemos su filiación religiosa), sumado al espíritu represivo y autócrata del actual gobierno aprista, cuando arremetió contra Piero Quijano, un reconocido artista local que utiliza su arte como protesta contra las políticas represivas como las que ella justamente puso en práctica contra él bajo presión militar. Que a la señora en cuestión le guste reprimirse con su cilicio es cosa que sólo a ella le compete, pero el problema pasa a ser Res Publica (asunto público) cuando pretende hacer lo mismo con el arte nacional, porque, además de sus reprobables decisiones, con su incompetencia no ha generado ningún avance en los asuntos de su institución.

Matteo Pagliari, director italiano que hace más de un año asumió como director titular de la Orquesta Sinfónica Nacional y que se encargó de sacarla adelante en medio de una coyuntura difícil, ha denunciado en carta pública los maltratos a los que está siendo sometido. Él debía retornar a Lima ahora en septiembre, pero los constantes "descuidos" de Cecilia Bákula y la falta de garantías para su trabajo, le hacen desistir de querer hacerlo, y con justa razón. Su carta, que está siendo divulgada por las redes sociales ante el desinterés de la prensa, es la siguiente:
Estimados Amigos,

antes que todo un saludo muy cordial. Les pido mil disculpas por no haber actualizado la pagina fb de la OSN en este periodo, pero la razón es bien importante: he tenido y tengo todavia muchos problemas gestionales con el INC que, desde cuando yo empecé mi trabajo como director titular de la OSN, no me está pagando, ni parece que se anime a regularizar mi posicion laboral, asì que he debido comunicarme con ellos de manera oficial, pidiendo que resolvieran estos problemas si es que quieren que yo siga trabajando en vuestro país como director musical de la OSN.

Hasta la fecha no parece que ellos se han animado en hacer lo justo, entonces no creo que sea posible para mí regresar y retomar mi cargo en una situación así de inestable. Toda la programación hasta fin de año quedò en las manos de las oficinas de la OSN, así que espero se puedan cumplir los proyectos planteados. Si las cosas siguen así, creo que no volveremos a vernos, al menos no en mi función de Director Musical de la OSN. Lamento muchísimo esta situación y, de todas maneras, les confirmo que ha sido un placer inmenso conocerles y hacer música para Ustedes.

Muy atentamente,

Matteo Pagliari

Se puede encontrar una entrevista en extenso en el blog de Ópera Perú. Allí se detallan maltratos como la cancelación de artistas invitados, a los cuales tuvo que cancelar el mismo director, con el desprestigio que esto le causa personalmente, o la cancelación del contrato de la arpista (que es, además, excelente) porque no veían justificada su participación en unas pocas ejecuciones... Y sin embargo, "el Perú avanza". Si usted no cree que así sea, le mandamos a Cecilia Bákula.

Comentarios

  1. Remontémonos a mayo del 2009, cuando la Directora titular de entonces, Mina Maggiolo, fue apartada de la dirección sin mediar explicación y obviamente sin pagarle. Inmediatamente se reorganizaron camarillas y se introdujeron gentes que no tienen la menor idea de lo que hacen, excepto claro, adular a quien corresponda para permanecer en el puesto y así nos daremos cuenta que esta ya es una práctica sistemática de maltrato. A este joven Director de orquesta le pintaron pajaritos en el aire. Decirle que con él se agotaban los boletos o se alcanzaban niveles de interpretación nunca antes vistos, cuando NUNCA cambiaron ni las condiciones en que se ensayaba o se realizaban los conciertos (el auditorio Los Incas tiene pésima acústica)es una de las acciones más viles de estos sinverguenzas del INC. Ni qué decir de la ausencia de algunos de los talentosos músicos que alguna vez integraron la orquesta y que ya no hemos vuelto a escuchar. Entonces de qué estamos hablando? Ojalá la protesta nalguera (facebook, blogs, cartas abiertas, etc) tuviera algún efecto caray.
    Susana Muñante J.

    ResponderEliminar
  2. la srta Muñante no tiene idea de lo que habla.
    Atte
    Musico integrante de la OSN.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario